jueves, 14 de agosto de 2008

Epístola en tiempos atípicos

Reúno segundos de donde no tengo,
Quizás los que esta tarde invertí junto a ti,
Segundos que me tomo para escribirte
Esta carta/poema/prosa, o como desees llamarlo,
Que se hace entre exámenes y sonrisas...
Al carajo la semántica poética, solo quiero decirte
Algunas frases que a veces frente a tu mirada, no
Hablan…

Con disimulo, o sin él, ya sabes que me encantas,
Con preguntas ingenuas pero certeras, sé que te gusto,
Hay gestos que comprendo y otros que presupongo,
Algunas miradas tímidas, mejillas sonrojadas, alguna
Que otra mirada que me ve, y mas…

¿Quién quiere tiempo completo? Cuando tengo momentos
Especiales...que hacen atípico mi día, y sí, afirmo, me
Encanta hacerte sonrojar, te ves linda cuando agachas el
Rostro mientras sonríes…siguiendo con mi elocuente
Carta/poema/prosa, o como desees leerlo, esbozo:
No me fijé que hora era cuando te colaste en mi cabeza,
Ni que día, ni que noche, sólo recuerdo palabras, risas,
Cuentos, correos electrónicos a destiempo, poemas,
Invitaciones, en fin, algo que el diccionario de la real
Academia debería llamar: compartir.

No retribuyes el tiempo que te dedico, el tiempo que te doy
Es nuestro, es el momento justo en que debemos estar,
Soy un poeta del nuevo mundo que conquista tu alegría,
Lo que yo haga para ti, es compensado por los segundos que sin
Darte cuenta van sumando horas que tu crees no poder darme,
Pero lo haces, y entonces río de tu estrés y lo que llevabas hoy
En la boca que querías decirme y no sabías como…

No se qué concepto somos, se que disfruto mucho tu compañía,
No necesito proponerte algo, que se dio clandestinamente
Entre nosotros, en estas últimas semanas atípicas, que no
Hacen falta renombrar en esta carta/poema/prosa, o como
Desees responderla, sencillamente porque fluyeron a lo
Que hoy desembocan.

Y para concluir, me atrevo a decirte, en el momento justo
Que mi guitarra suene, y tú cantes conmigo alguna canción
Que se parezca a nosotros y me mires como hoy lo hiciste
Tomaré tus penas en un beso que dará paso a más días atípicos,
Llenos de quien sabe que sorpresas…

No hay comentarios: