sábado, 24 de diciembre de 2011

Adioses

Despidamos el año viejo,
Vamos a quemar la ropa que nos queda chica,
Déjame llorar un río en tu nombre,
Coge las maletas y guarda las mentiras,
                                     [La tristeza, los tropiezos.

Vamos, despídete del año viejo,
Incéndialo de todos los colores en el aire,
Húndelo en el champaña, en el vino,
Mientras cada minuto acelera la nostalgia,
                                [La añoranza, tu aflicción.

Esperando que suenen:
12 cañonazos en mi oído,
12 golpes en el corazón que te saquen de una vez,
12 canciones que me hagan perder la cordura,
Para desdoblarme de este desamor que poco hace,
Y tanto me desconoce.]
Esta noche

Vamos a bailar el desconsuelo,
A pintarnos los labios de promesas,
A retratar a los desaparecidos de mañana,
A extrañar a los que ya se fueron,
A enumerar las metas de lo que se avecina.

Viejo año, te veo partir, te veo en la puerta,
Solo vuelve si es un buen recuerdo,
O si olvidaste alguno malo en el garaje,
Pero viejo estás y ha llegado a tu hora.

Ha llegado tu hora,
De irte con la noche llena de estrellas artificiales,
Mientras los niños duermen y los amantes
Hacen de la suya en el cuarto de servicio,
Mientras las corbatas se aflojan en la indecencia,
Y las faldas bajan hasta los tobillos.

11: 58 p.m.

Ha llegado mi hora, es mi turno de decir adiós.
Alzo mi copa y brindo por todos,
Por lo que gané y perdí, lo que fue mío y ya no,
Por la señora que cuida de mi y siente mis embates.
Por la señora que me pone el corazón contento,
Por la señora que carga mi orgullo en su mirada.

Brindo por ellos, mis enemigos,
Brindo por el tiempo perdido,
Por los sueños rotos, los desamores,
Por las canciones que llevan nuestros nombres,
Por los amigos de siempre, en vía de extinción,
Por el cielo de esta noche y su luna de plata.

Brindo, por este año que se va,
Este año, que igual a una mujer,
                                   Me ha dejado de todo,
Tanto cariño, tanta experiencia, tanta fragilidad. 

Lorenzo Barrios.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Columnas de humo

Espesas y blancas que se elevan hacia el cielo,
Envenenando todo el aire a su paso,
Arrastrando las dudas y las penas,
Despejando el camino en cada bocanada.

Inhala, exhala, inhala...mientras la tensión
Baja en el ambiente.

Columnas de humo que van y vienen,
Rodeando a la gente, entre las ramas,
Buscando enrojecer miradas,
Y quemar bocas como fantasmas de lava.

Columnas de humo inhaladas de noche,
Bajo las estrellas, ocultos tras la sombra,
Oyendo las sirenas desde los callejones,
Y volando en cada toque.

Inhala, exhala, inhala...mientras desatas
El nudo en tu cabeza.

Enciéndelo, quémalo, siente como va volando
Dentro de ti, buscando apoderarse de tus sentidos,
Creyendo que sueñas con los ojos abiertos,
Ojos rojos que tropiezan en el aire,
Gargantas que arden como un llano en llamas.

A lo lejos son miles de faros
                        Que se encienden y apagan,
A lo lejos son fantasmas
                         Abriendo paso entre las nubes.

Ahora suena esa canción
Que brinda descanso a las personas,
Alrededor todo se cubre de colores,
Gíralo, una y otra vez…

Inhala, exhala, inhala, una y otra vez,
Mientras todo...sigue girando.

Lorenzo Barrios.

martes, 1 de noviembre de 2011

Blik

“Nunca quisiera perderme de tus ojos
 me resulta sencillo navegar en ellos.
 No me dejes escapar de la atmósfera 
                                      que crea tu mirada.]
Para siempre verte, para siempre estar,
en esos ojos claros que se vuelven un río
                                     [que me agita la vida.”

L.B. Kat. noviembre, 2010.

sábado, 3 de septiembre de 2011

De viaje

Volar en tu entorno, a tu lado, junto a ti.
Admirar el cuerpo que habita a un
Costado de mi brazo derecho.

Volar entre los besos que disparas al cielo,
Orbitar en los astros de tu pecho y
Beber agua del rio de tus ojos.

Volar hacia la atmósfera que tu olor envenena,
Morir intencionalmente en el roce de tu pelo
Y caer…lentamente caer en un saco de caricias.


Volar hacia al sur, desde Caracas a Punta Arenas,
Con los ojos vendados de esperanza,
Con las manos repletas de sueños, de pendientes,
Volar hacia al sur sin paracaídas y sin retrovisor.

Volar de espaldas a tu cuello para que
Entierres tu boca en mis nervios,
Volar dormido y de ojos abiertos,
Viendo como abandonamos lo que ya no somos,
Esa silueta triste, ese humor irritado,
Muelas, insomnio, llamadas en espera.

….

Volar sin mapa, volar de noche, sin luna,
Perseguido por un manto negro de punta
A punta repleto de estrellas.

Volar sin equipaje, volar desnudos,
Con la ropa interior en los tobillos,
Con la vergüenza colorada en las mejillas,
Volar tomados de las manos, de los pies.

Volar sin retornos, con lo indispensable,
Tatuado de canciones y fotos,
Con las escalas necesarias, a saber,
La familia, los amigos, el fútbol,
Los conciertos, los cumpleaños y adioses.

Volar a donde sea…
…En tu entorno, a tu lado, junto a ti.

L.B. K.D., septiembre 2011.

martes, 19 de julio de 2011

No son secretos.

Vamos todos con las caras

Pintadas de secretos,

Dándole la espalda a la verdad.


Cualquier mujer es capaz de

Arrebatarle el sueño a un hombre,

Mientras un motón de palabras

Le cobijan el insomnio.


Cualquier hombre es capaz de

Soportar una mejilla hinchada,

Por ese “beso de promoción”

Y también el segundo…tercero

Y todos los improvisados que a tientas

O violentamente se coman los labios.


Vamos ya, sin pausa y sin miedo,

Con sonrisas soplando nubes

Y nervios robando besos.


No todos los silencios son incómodos,

Todo depende de quién te acompañe.


Una que otra palabra puede decirse

Hacia adentro, pero no todas.

Las mujeres no son telépatas y decir

Con claridad algo, nunca falla.


Pero…


Cuando se intenta ser lo más ligero

Posible y ni una frase te acompaña,

Bésala, bésala y deja de escribir.


¡Se acabó!

L.B.

sábado, 9 de julio de 2011

El cuadernito de D° Civil XIV

Habitualmente te espero en el mismo lugar,

Ocasionalmente suelo escribirte,

Y nunca pensarte,

Aunque quizás a veces te extrañe,

Mi anacrónico modo de emularte en mi cabeza.

V.I.D.A.

L.B.

Sentidos

“Tengo la cabeza como un maremoto

y el corazón revuelto como el mar”

A. Reverón.

Quiero pintarte en el lienzo del mundo,

Dibujarte desnuda sobre mis manos,

Que todo lo sienten, que nada ven,

Que son ciegas, pero salvajes y son

Capaces de seguir la silueta de tu

Cuerpo sin perder un lunar de vista,


Deseo…


Deseo no sacarte nunca de mi oído,

No extraviar ni por un minuto tu olor.


Todo lo que me acompaña tiene tu aire,

Lo que alguna vez respiraste y luego

Exhalaste a mi lado aún lo conservo,

Por eso solo abro mis brazos cuando

Pienso en ti.


Ahora, vienen los sueños, si los sueños.


El infierno de saberte, de hablar contigo

A través de palabras sin ruido,

Despertar sudado, con un olor a ti

Que un instante se escapa por la ventana.


La angustia cuando despierto y no estás,

Y un centenar de preguntas me mantienen

Despierto hasta el amanecer.


No sé por cuánto tiempo rondarás por

Los pasillos de mi cabeza,

Lo terrible es la costumbre,

La ansiedad de dormirme

Para tenerte tan cerca

Como me lo permitan mis sueños.


Dormir en un colchón matrimonial,

Y despertar en una cama individual

Abrazado a tu lado, para no vivir de estos sueños,

O al menos abarrotarlos de tu imprescindible presencia.

L.B.

domingo, 15 de mayo de 2011

Mesiánica

Yo conocí una mujer

A la que Dios le picaba el ojo.


Yo diría que era…

Una mujer extraterrestre

O más bien celeste ¿no lo sé?

Pero a su paso encendía los

Faroles de las calles.


La absoluta oscuridad era

Tragada por debajo de su falda,

Y cualquier maldad que la envolvía

Era envenenada por sus pechos.


Ella que con su sonrisa dirige los

Azares y el destino de los hombres,

En el infortunio de los que la desean,

En la tristeza de los que llegan a amarla.


Yo la conocí cuando amanecía

El día]

Y hasta entonces no sabía

Que la mañana usaba brassier.


Cuando me concentro puedo recordar

Su aroma y hacerme presa,

Hasta bambolear como un barco

A merced de las olas.


Ella supo dirigir mi tristeza,

Tan extraordinaria era que

La iglesia hubiese considerado

Un suicidio morir entre sus brazos,

En consecuencia,

una vacante en el cielo]


Hoy, alcanzo a decir que ella es tan

Solo cinco o seis palabras, no más,

Algo así como una oración para recordar

Lo que se debe olvidar.


Aunque personalmente,

Siempre que rezo, blasfemo.

Y estas oraciones lo único que logran

Es reforzar mi nostalgia.


L.B.

martes, 26 de abril de 2011

Versiones

La muerte es esa pequeña jarra, con flores pintadas a mano, que hay en todas las casas y que uno jamás se detiene a ver.

La muerte es ese pequeño animal que ha cruzado en el patio, y del que nos consuela la ilusión, sentida como un soplo, de que es sólo el gato de la casa, el gato de costumbre, el gato que ha cruzado y al que ya no volveremos a ver.
La muerte es ese amigo que aparece en las fotografías de la familia, discretamente a un lado, y al que nadie acertó nunca a reconocer.
La muerte, en fin, es esa mancha en el muro que una tarde hemos mirado, sin saberlo, con un poco de terror.

Eliseo Diego

gewidmet Ruzbeh, mein Freund.

L.B.

miércoles, 20 de abril de 2011

Tragipoema: I parte

¿Conversamos?


El egoísmo es una gran virtud,

Y ser feliz genera incomodidades

A terceros, que sin embargo no me

Detienen a serlo.


Voy a descubrirte serena en la noche,

Dormida sobre tu tranquilidad,

Llenaré tu garganta de miel y luego

Veré a las hormigas meterse por tu

Boca y comerse tu lengua, tu voz,

Tus gritos.


Voy a esconderme en tus sueños,

Abrir tus ojos desde el interior

Para que jamás vuelvas a cerrarlos,

Y llenar tu cabeza de voces y ruidos

Que poco a poco consuman tus pensamientos.


La noche será tu día, tu infinito día

Repleto de silencio, un amplio silencio

Como el del espacio, oscuro y sin murmullos,

Y que se partan en dos tus oídos tratando

De escuchar una palabra, un suspiro.


L.B.

viernes, 8 de abril de 2011

124 días

Es imprescindible volar atado

De un sueño para sentirse vivo.


¿Sabes cuál es mi sueño?

Yo nací un día que te vi a los ojos,

En ese mismo instante pensé que

Dos estrellas me habían adoptado.


¿Qué pensarías de un hombre

Que está hecho tan solo de palabras?

¿De cuantos versos crees que está

Hecho un corazón?

Para ser franco eres mi sueño más real,

Y te confieso que en mis más íntimas

Fantasías contigo, tartamudeo hasta en

Los subtítulos.


Qué se le va a hacer,

Si te vuelves la luna que congestiona

Mis mareas,

Entonces lo que más deseo es palpar

Con desenfreno tus caderas.

Para seguir plantado en el cielo,

Voy a alquilar un balcón con vista

A tu sonrisa.


Dame unos segundos para sacarte de dudas,

Que tu boca y la mía merecen estar unidas,

Vamos, regálame esta noche para encenderla

De besos,

Para alumbrar con velas el misterio de tu cuerpo.

Yo nací un día que te vi a los ojos,

Yo no quiero renacer, si no lo hago

En tu mirada.


L.B.

miércoles, 6 de abril de 2011

Es para llorar que buscamos nuestros ojos.
Es para llorar que buscamos palabras en el corazón.
V.H.

No me pregunten por la musa, no sé quien soy hoy

En día, no sé, no son mis poemas, son de ellas,

Mi pluma es mi sangre, mis ganas, mi miedo,

El miedo que siempre me sucumbe a mentir,

Porque la verdad duele, vaya que duele

Todo lo que hace falta es corazón.

Disfruten, amen la poesía, siéntala en sus huesos,

Saboreen cualquier sentimiento que se manifieste

En cada una de mis palabras, maldíganlas, ámenlas,

Hagan con ellas un jarabe o una letrina, pero pasen

Su lengua entre sus labios mientras leen lo que este

Pequeño Dios ha escrito para los días de su vida.

Del tiempo perdido

A veces creo que el destino se equivoca,

Imagina que hubiese sido de tu mano

Y la mía si estuviésemos juntos.


La felicidad, el champaña, las risas,

Los besitos gastados, que va….


Voy a decirte…en fin…


Si en un beso no recupero todo el

Tiempo perdido,

Al menos intentaré prolongarlo

Hasta el amanecer.


Y entonces, sin arrepentimiento,

Nos veremos a los ojos y ambos

Sabremos que ya saldamos nuestra

Deuda con el tiempo.


L.B.

Más de lo mismo

¿Cómo lo logras?

Qué contienen tus palabras

Que las leo y me doblegan.


¿Cómo lo haces?

En qué consiste tu presencia

Que trastorna todas las

Parcelas de mi vida.


O será esta falta de ti,

Esa ausencia de tu voz

Que ya no sacio con el

Sonido del contestador.


¿De qué están hechas tus

Intensiones?


¿De qué crees que estoy

Hecho yo? Cuando me afrentas

Con esas preguntas que

Solo tienen respuestas físicas.


Me gustaría pensar que como yo,

Tú también sientes mariposas

En el estómago cuando nos

Imagino juntos.

Que terrible vacío…

L.B.


martes, 5 de abril de 2011

Tu mirada, fulana

Afortunadamente te vi,

Te encontré mientras pensaba

Que una imagen como la tuya,

Se había perdido en otros tiempos.


Hace un par de noches que te

Robas mis sueños,

Hace catorce días que empezaron

A volar mariposas en mí estomago.


Te confieso que creía estar

Buscando en vano,

Pero el único tiempo perdido marcha,

Entre verte y no tenerte.


Y supongo que nada es por casualidad…

Hace tiempo que deje de creer

En los azares,

Pero pienso que puedo creer en

Tu sonrisa,


O en tu mirada,

Lanzarme a ella sin paracaídas,

Y aterrizar en esos ojos que me

Dejan indefenso,

Haciendo que el corazón se detenga

Cada vez que parpadeas.


Fulana, lo que quiero decirte es que…

Cuando el mundo advierte que estás

Cerca, todo a tu lado se detiene,

Pero yo soy el único que al verte,

Se queda sin palabras…


Que tu boca y la mía se merecen

Recíprocas concesiones.

Que si tus mejillas estuviesen en venta,

Yo las compraría para sonrojarlas.


Yo, no te prometo, no soy de los fulanos

Con incontrolable publicidad engañosa,

Pero mentiría al decirte que cuando

Afortunadamente te vi, solo quería un

Beso de promoción.


L.B.

domingo, 27 de marzo de 2011

En mis excesos

"El orden social a cambio de libertad es un mal trato."

El Marqués de Sade.

Giro como una noria dentro

De un parque hecho de luces,

Llevado por el cielo como un

Cometa cargado de morfina.


Vaya que estoy ido,

Desdoblado entre un árbol y una estrella,

Vaya que estoy ido,

Como si ni siquiera le perteneciese a Dios.


Voy a salir a venderme por partes,

Alquilar cientos de besos gastados,

Y regalar insultos

Con acierto y desacierto, suerte.


Recuerdo (poco) cuando bailábamos

Sobres las copas de vino tinto,

Un olor a sangre se esparcía desde

Nuestros pies mutilados por los vidrios.


Siempre quise cortarme con tus labios,

Dejar que tus manos estrechasen mi

Riñón derecho, mi indecencia.

Y tragarme aquella lujuria con saliva.


En mis excesos,

Alcancé a enredarme en tus cabellos,

Recorrer tus lunares como sombras

Sobre el mar.


En mis excesos…

Conseguí una brújula y la rompí en mi alma,

Yo no quería un rumbo,

Mi mano no traza los destinos,

Si me subo a una nube, quiero que tú la aspires.


De todos los ojos que me inquietaron,

Me dejé quemar por los tuyos,

No logro olvidar esa mirada atravesando la mía.

Debí morir un poco.


Todas las noches sueño con que tus

Piernas me asfixian,

Y de un momento a otro estoy siendo

Tragado a través de tu vagina.

Todo está húmedo aquí adentro,

Y me siento vivo,

Es como un volcán dándome guerra,

Como un veneno dulce que viaja por

La sangre y se deposita en el corazón,

Aletargando mis latidos.


Si voy a morir quiero hacerlo embalsamado

En tus caricias,

Si voy a salir volando de esta cama,

Entonces que sea expulsado por tu orgasmo.


Cómeme, cómeme todo…

Para dormirme en tu vientre,

Para sentirme contigo,

Para viajar sin rumbo como maniáticos

Que persiguen las sombras sobre el mar.

L.B.