jueves, 14 de agosto de 2008

Ya era hora (carta nº 1)

La soledad que llevo
Conmigo, o mejor
Dicho la soledad que
Me sigue, tiene un aire
A ti.
Y esa soledad que es tuya
Y mía y de nadie mas es la
Que no nos está dejando vivir,
Es la que de repente llega y te
Cierra los ojos, te enfría los labios
Y te llena el rostro de apatía.
Esta soledad tiene nombre y
Apellido, hasta apodo le otorgado,
Pero hoy no digo nombre, hoy no.
Mi soledad que también es tuya,
No tiene compañía, debo suponer
Que igual a las otras soledades su
Única pareja es la melancolía,
Que son como dos gotas de agua
Por dentro y por fuera,
Que no pueden consolarse por
Mucho que lo intenten.

Me he puesto a pensar que
Si nuestras soledades se unen
Y dejamos que partan juntas,
Ellas por su rumbo y nosotros
Por el nuestro,
Ellas viajando por el mundo
Sin colores y nosotros tratando
De encontrar el color de nuestro
Mundo podremos superar la etapa
Mas larga y mas triste del amor,
Y poder ver la soledad de lejos y
Hasta burlarnos de ella,
Por fin diciéndote que feliz estoy
A tu lado sin esta soledad que me
Abrumaba y esperando que tu digas
Que feliz me siento de que tu bendita
Soledad se haya largado con la mía.

Musas...

Cada persona es un poema, cada poema es una persona.
tienen nombre, apellido y hasta apodo, cada una sabe para quién he escrito y cuáles palabras le pertenecen.

PD: mi siguiente publicación es el poema que lleva el nombre de mi blog y mi libro: Ya era hora...

un abrazo
L.B.

Poem semplice (Poema simple)

Quién necesita de palabras,
Cuando una mirada como la suya
Penetra la mía, cuando es posible
Que ella se asome en mis ojos y yo
Me refleje en los suyos.

Porqué habría la posibilidad de
Decirnos algo, si su respiración y
Mis latidos nos delatan…además,
Era difícil modular, mientras su
Aroma causaba un estado de ebriedad
En mis sentidos…

Por segundos una canción dejó de sonar,
Por segundos se desvanecieron las paredes,
Por segundos no hallaba otro horizonte
Que no fuese su rostro, y sus ojos
Eran Un lago donde me estaba
Ahogando (sin ningún deseo de escapar).

Que tonto que hable “de ella”, cuando
Esto que escribo tiene tu nombre,
Si, “é vero”, no dudo en hacer que te
Sonrojes, porque me encantas cuando
Desvías la mirada y yo sigo haciendo
Poesía en tus oídos…

Hoy faltan palabras, pero quién las
Necesita, cuando tus imágenes se pintan
En mi cabeza y de una pincelada
Desbordas mis sentidos; y comprendo que
Sientes, cuando un poema te atraviesa y
Estremece entero “il tuo Cuore”.(tu corazón)

“Lo que hayas hecho en mi, no dejes de hacerlo”

Paréntesis a tu día

Sin reparo, sin ansias, sin ninguna idea, te asomas y…
Hoy encuentras esto en tu buzón,
En el momento que quizás pensaste
Que no volvería a hacer poesía para ti,
Que no dejaría notas que colocaran un paréntesis
En alguna clase imposible de Civil, o entre tu
Rutina de maquillarte o en esos asuntos de
Abogados que a veces nos desquician.
Pero no, hoy de nuevo tecleo en tu día un
Paréntesis más, sin distinción de los otros…
…bueno, unos mejores, otros no tanto, algunos
Sin sentido y otros sin la falta de encontrarlo,
Porque no hay un motivo, un sentido para sumergirte en
Mi poesía, si de repente te encuentro asomada en
La ventana del bus, quiero decir, en mi cabeza,
Entonces, es inevitable escribir, es como presionar el
Botón de parada de esas viejas unidades que ya no
Funciona, pero aun así lo haces, porque te distrae,
Porque me distrae pensarte, porque me encanta recordarte
En las instantáneas color sepia, y en los lugares que con
Frecuencia almorzamos, en el las escaleras fumando un
Cigarrillo o en alguna cola tradicional de la autopista.

Sin reparo, sin ansias, sin ninguna idea, te asomas y…
Yo sonrío, porque noté el gesto de impresión en tu
Rostro, ese gesto que es agradable ver, ver en ti]
Un poco de ansias, ahora que descubriste el trozo de
Papel escondido en tu mochila, te detienes, ves el final
(Mayo de 2008) Y luego vuelves al principio de la hoja,
Lees, ríes, quizás murmures alguna frase ahí escrita:
“Una pluma en mi mano, una mujer en mi cabeza, tú],
Unos días de insomnio, la luna, las estrellas, fugases o estáticas,
¿Dios? también, estoy seguro que si Dios fuese poeta,
Tú serías su mejor poesía”
…Y sin reparo, sin ansias, sin ninguna idea, te asomas y…
Encuentras el espacio donde debe ir de nuevo el trozo de
Papel, para que quizás en la noche lo encuentres, esculcando
Entre tus libros y otras cosas, lo veas de nuevo, y con intensiones
O no, lo tomes, lo leas y en Algún deja vú me recuerdes,
Por unos segundos…me recuerdes.

Epístola en tiempos atípicos

Reúno segundos de donde no tengo,
Quizás los que esta tarde invertí junto a ti,
Segundos que me tomo para escribirte
Esta carta/poema/prosa, o como desees llamarlo,
Que se hace entre exámenes y sonrisas...
Al carajo la semántica poética, solo quiero decirte
Algunas frases que a veces frente a tu mirada, no
Hablan…

Con disimulo, o sin él, ya sabes que me encantas,
Con preguntas ingenuas pero certeras, sé que te gusto,
Hay gestos que comprendo y otros que presupongo,
Algunas miradas tímidas, mejillas sonrojadas, alguna
Que otra mirada que me ve, y mas…

¿Quién quiere tiempo completo? Cuando tengo momentos
Especiales...que hacen atípico mi día, y sí, afirmo, me
Encanta hacerte sonrojar, te ves linda cuando agachas el
Rostro mientras sonríes…siguiendo con mi elocuente
Carta/poema/prosa, o como desees leerlo, esbozo:
No me fijé que hora era cuando te colaste en mi cabeza,
Ni que día, ni que noche, sólo recuerdo palabras, risas,
Cuentos, correos electrónicos a destiempo, poemas,
Invitaciones, en fin, algo que el diccionario de la real
Academia debería llamar: compartir.

No retribuyes el tiempo que te dedico, el tiempo que te doy
Es nuestro, es el momento justo en que debemos estar,
Soy un poeta del nuevo mundo que conquista tu alegría,
Lo que yo haga para ti, es compensado por los segundos que sin
Darte cuenta van sumando horas que tu crees no poder darme,
Pero lo haces, y entonces río de tu estrés y lo que llevabas hoy
En la boca que querías decirme y no sabías como…

No se qué concepto somos, se que disfruto mucho tu compañía,
No necesito proponerte algo, que se dio clandestinamente
Entre nosotros, en estas últimas semanas atípicas, que no
Hacen falta renombrar en esta carta/poema/prosa, o como
Desees responderla, sencillamente porque fluyeron a lo
Que hoy desembocan.

Y para concluir, me atrevo a decirte, en el momento justo
Que mi guitarra suene, y tú cantes conmigo alguna canción
Que se parezca a nosotros y me mires como hoy lo hiciste
Tomaré tus penas en un beso que dará paso a más días atípicos,
Llenos de quien sabe que sorpresas…

Complot de aires isleños

…Ni esos turistas norteños
Que usan sandalias con medias,
Pueden contemplar en sus tierras
Los que en las nuestras se siembran…

Desde que te asomaste al caluroso y
Salino ambiente que cubre la isla,
Margarita tenía otro atardecer que mirar,
Un sol semibronceado mas difícil de
Descifrar, con nombre de mujer y las
Nalgas a setenta y cinco centímetros
Del suelo.

La playa siempre fue una segunda opción
Cuando acostada en la arena opacabas el
Paisaje tropical que todos los gringos envidian,
Te habías convertido en el paisaje mismo,
Llena de luz, fortaleza y alegría,
Toda en un mismo mar…

Eres mi Caribe vestido de mujer,
Que pasea desnuda por la casa,
Como las olas en el agua,
No hace falta soñar para ser feliz,
Si estás donde yo estoy
Y ambos en un abrazo podemos ahogar
La costa…con mis amables palabras
Y tu cálida mirada.

“Ninguna mujer es igual a todas las mujeres, ese principio absurdo y social de asignarles esta típica frase a cada una de ellas (porque no resultó) es muy sencillo; Claro que es fácil vocalizar el principio, pero a su vez omiten que todo principio tiene su excepción (sino, no me hubiese fijado en ti), es decir, sólo existe un mar Caribe, no dos.”

Pensarte

¿Por qué te pienso tanto?
Será quizás, por qué tú me piensas, en este momento.
No es mi culpa que te piense, eres tú.
Eres tú con tus absurdos intentos de presentarte, de llegar,
De venir en el momento menos oportuno; de aparecerte.
De susurrarme cosas sin sentido, de sonreír, de hacerme creer que todo esta bien;
De saber que aún guardo tus caricias en la caja de recuerdos, pensando,
Sintiendo, creyendo.
Y miro tus cartas, las flores secas dentro de mi diario, y uno que otro amanecer que se pierde de tarde,
Y recuerdo cuantas horas he esperado tu llamada ausente,
O tu voz arrepentida en el contestador…
Quizás luego te encuentre, de frente a mí, en el momento que menos te merezca. (O más te inquiete)
Y me dirás entonces, esas palabras que se pegan, sin que tu sonrisa tambaleé por un instante, sin que tu cobardía haga estragos en tu encanto,
Sin que mi mirada brille, recordándote."

Lo publico a tu mirada

Tráfico de horas pico,
Carreras de vagón, toques de claxon,
Bulevares abarrotados, relojes,
Fechas en el calendario, compromisos,
Y tú] suprimiendo cualquier evento
Que encabece mi rutina de estrés,
Te encuentras con la simple sonrisa
Que no necesita metáforas para describirse,
Con palabras sencillas que se expresan
Sin elocuentes sinónimos,
Y evito emularte con la naturaleza,
Porque tu eres propia, y omito el paso
Donde convierto tus ojos en estrellas,
Porque no hace falta, al menos no cuando
Tu mirada me alcanza y entonces sonrío.

También dejo atrás los arcoíris, la luna, y
Cualquier otro adjetivo surrealista que te
Defina, prefiero cambiarlo por tus emociones
Y mi alegría, por las conversaciones básicas
Y de niveles avanzados, o por algún cuento
Curioso de la vida, o la situación que distinguió
Tu día…
…De esta o aquella manera, con estas u otras
Palabras (esta vez con simples palabras) escribí
Esto, pensando en ti.

Extraño

Hola extraño, he esperado
Este momento para expresar
Mis sentimientos, te dibujo
En mi mente excepto tu rostro
Que para mí no existe.
Tus palabras se pierden en una
Gaveta llena de juguetes que
Pertenecían a mi infancia, a mí
Inocencia, que fue engañada
Por falsas disculpas, por viles
Pretextos que no fueron bien
Utilizados. Ahora una ilusión
Invade mi cabeza donde tú,
Extraño ser, pretendes cobijarme
Con una sábana fría que no
Climatiza la verdad.
Palabras te escribo en mi habitación
Lugar donde me enseñaste a explotar
Mi imaginación, la que ahora utilizo
Para escribir esta prosa de protesta en
Contra de tu ausencia y la divulgo
Frente a centenares de personas que
Aplauden al momento de acabar, luego
Levanto mi cara y empiezo a buscarte
Desesperadamente entre gente y asientos
Vacíos, hasta que veo un rostro más sonriente
Que el de los demás, una cara que llora de
Alegría, unos aplausos conmovedores, ¿y sabes?,
Ahora que te he visto (así), ya no me pareces extraño.

Flor de mayo

Cuesta creer

Que en esta catastrófica

Capital, en estos nuevos

Tiempos hostiles,

Exista una alegría que se alce

Por encima de los edificios,

Una sonrisa que se perciba

A través del smock,

Cuesta creer que

Exista una paz que opaque

El claxon de los automóviles,

Que desmorone las preocupaciones

Que conlleva atravesar la- prados del este-.

Pero te vi, en pleno andar

Derrotando imposibles,

Hablando de Dios como si

Estuviese a tu lado (quizás así sea),

Te vi, y entonces sé que el amor

Existe también entre el trafico de

Esta dolosa ciudad.

No pensé jamás que las flores

Crecían al lado de los semáforos,

Hasta que vi como tus raíces

Agrietaban el asfalto,

Creciendo para dar sombra a los

Justos e injustos que se devoran

Entre si.

Tu piel rompe el concreto que

Da paso al verde que todos

Los hombres anhelan ver,

Tu mirada surca el cielo

Que las aves disputan,

Entre espinas y vallas,

Entre arboles y motorizados raudos

Creces como una flor, flor de mayo

Que de morado viste tristezas,

Flor de mayo que planta emociones

En el corazón de esta congestionada metrópolis,

Una flor, una sencilla orquídea que colgó sueños

En mi inquieta poesía.

Gracias, es el eco que se oye en los vagones del metro]

Hablando con Dios (de ella)

¿Qué pasaría?, Dios mío,
Si no puedo dejar de pensar en ella,
¿Qué autobús tendré que abordar?
Para no sentarme junto a su mirada
Que se asoma en la ventana,
¿A que cantera de sueños iré
Por las noches?, para que su piel
No roce la mía mientras duermo,
¿Que pasaría? Dios mío,
Si no dejo de pensar en ella…
Si no dejo de pensar como sonríe
A los amaneceres, mientras el sol
Se matiza en sus ojos cafés.

Es inevitable el cosquilleo, al recordar
Como mi mano tomo la suya, como
Sus ojos se reflejaron en los míos, casi
Como si fuesen a devorarse, a fundirse,
Sentí paz y un deseo profundo de nadar
Entre sus labios.

Dios mío, ¿habrá un problema?, si deseo
Hablar de ella en segunda persona, porque
Es en segunda persona que me esta dejando
Sin aliento…
…porque donde miro, te siento y donde no
Quiero verte, te hallo; advierto tu olor al
Caminar y no evito cambiar de acera, disfruto
El encuentro de nuestros rostros casi
Desconcertados, buscándose y rebuscándose.

Te he empezado a soñar despierto, y he ido a un
Especialista para que me indique si estoy loco,
O si tengo una leve propensión a la esquizofrenia,
Porque te encuentro en mis libros de historia,
En los audífonos de mi walkman, en el crucigrama
Matutino que suelo resolver por las tardes,
Te encuentro en mis palabras, en las notas de una canción
Delirante, entre mis prisas y parsimonias, en el vagón
Del metro y en las vallas de las avenidas…en la pared
De un restaurant y en los asientos de una iglesia, en donde
Coloco mi mirada allí estás, como si nacieras de mis
Peticiones a Dios, el Azar y a la incertidumbre de no saber
Si me oíste porque la cordura te ha cerrado la boca.

Pero a pesar del diagnostico del especialista o de la certera
Incertidumbre, estoy seguro de algo:
Pasaría, que si no dejo de pensarte, hallarías un
Poema en tu buzón cada mañana al despertar.

Entre el cielo y el concreto

1

En el cielo

Viajo en un tren de juguete

Que recorre la galaxia,

Una galaxia que se ve estropeada

Por los grandes edificios que no

Dejan ver el sol.

Viajo coleccionando alegrías,

Sueños…]

Avivando recuerdos en

Esas conversaciones que

Al menos una vez en la vida

Se tienen.

Soy un peregrino de elevados aires,

A veces estoy tan alto que me falta

El oxigeno y pierdo la conciencia…

…entonces empiezo a soñar…

Sueño que camino por un sendero

Cubierto de nieve,

Escribiendo poemas en mi cabeza

Que hablan de ti,

Murmuro montones de frases que

Entonan con la brisa (oigo tu voz distante)

E intento alcanzarla, pero callas,

(No le doy importancia a los repentinos

Silencios en estos días, prefiero disfrutarlos)

….

2

En el concreto (despierto)

Y en un instante me hallo en tu mirada,

Tan profunda como el túnel subterráneo

Que hace activa mi jornada.

Cuando tus ojos me alcanzan me cuesta

Un poco abandonar el horizonte que

Tengo en frente,

Sin dejar de mencionar la sonrisa que

Amanece en tu rostro mientras ves

Como te retratas en mis pupilas

(Estás golpeando profundamente

En mí, desnudando mi alma y asomándote

En mis ojos, sus únicas ventanas)

A los lectores:

Con gran indecisión he creado este blog, no lo había hecho antes por algunas razones que a continuación presento:
la primera es que no quiero que esto se convierta en un espacio reflexivo donde la gente se sienta segura, en segundo lugar no publiqué antes en un blog por pena, simplemente pienso que no era el momento, aun no se si lo es (pero ya estamos).
a los lectores que visiten este espacio solo puedo ofrecerles el momento agradable de leer un poema, con eso me conformo.
para darle un detalle en esta primera entrada, quiero describirles un poco mi estilo poético:
este es escrito en prosa libre, latina y urbana. trato de llevar el concreto al papel y la vida cotidiana con el surrealismo, es como mezclar a Cortázar, Pietri y Girondo.
por último darle gracias a unas personas que espero pronto puedan leerme: Jhoan, Misleiby y Sophie. un abrazo, gracias por publicarme en sus Bolgs.