Nocturna

1
Domina mis sueños,
dirige las mareas, mis sentimientos,
Se adentra sin siquiera saberlo
en mi mente, mi jornada, mis recuerdos.

Embarga mis pensamientos,
los arrienda por las noches
y los libera al amanecer,
                      sencillamente,
me enmudece las madrugadas.

No se percata de su sonrisa,
del poder de sus labios,
de su pelo oscuro,
Sin embargo, su mirada es esquiva.

Presiente la inquietud de mis ojos,
buscando y rebuscando elogios mudos,
palabras subtituladas por sus caderas
con la naturalidad de un bosque
mudando su follaje.

2
Durante el día, tecleo y tecleo,
hago inventarios de aquella noche,
los clasifico, de un modo genérico,
sin menospreciar un poro, una sonrisa.

En las noches,
Reúno mis fuerzas para soñarla poco,
pero me invade hasta que sale el sol,
nada evita que mi mente emule el escote en su espalda.

Pronto, aquello que parece lejano,
estará justo al lado,
y los sueños parecerán reales
y su boca no se desvanecerá en mi almohada
y sus manos recobrarán el frío de aquella noche inusual.

Publicar un comentario

Entradas populares