Terminales

¿Cuánto esperaste?

¿Cuántos abrazos tuviste que cocerte?

Para poder apenas estrechar su mano.


¿Y a dónde corriste?

¿Cuáles puentes derrumbaste?

Para que no te alcanzaran, ni en los sueños.


¿Cuál fue tu última pregunta?

¿Cuántas fueron las dudas que evadiste?

Porque tus respuestas apenas eran principiantes de una objeción.


¿Quién fue el primero en cerrarte la puerta en la cara?

¿Y ese otro que te enseñó a abrir una ventana?

Aprovecha y deja que un poco de aire golpee tus mejillas.


Abordo y huyo de los colectivos

Que (re)escriben las calles,

Cada parada, un punto agónico,

Animales que se apretujan para ingresar al odio.


Yo se que Dios nos mira por el parabrisas,

Lo que sucede es que el nuestro se encuentra empañado.


¿En cuál terminal pediré parada?

¿En cuántos de estos Dios me pedirá el pasaje?


L.B.

3 comentarios

Entradas populares