sábado, 3 de septiembre de 2011

De viaje

Volar en tu entorno, a tu lado, junto a ti.
Admirar el cuerpo que habita a un
Costado de mi brazo derecho.

Volar entre los besos que disparas al cielo,
Orbitar en los astros de tu pecho y
Beber agua del rio de tus ojos.

Volar hacia la atmósfera que tu olor envenena,
Morir intencionalmente en el roce de tu pelo
Y caer…lentamente caer en un saco de caricias.


Volar hacia al sur, desde Caracas a Punta Arenas,
Con los ojos vendados de esperanza,
Con las manos repletas de sueños, de pendientes,
Volar hacia al sur sin paracaídas y sin retrovisor.

Volar de espaldas a tu cuello para que
Entierres tu boca en mis nervios,
Volar dormido y de ojos abiertos,
Viendo como abandonamos lo que ya no somos,
Esa silueta triste, ese humor irritado,
Muelas, insomnio, llamadas en espera.

….

Volar sin mapa, volar de noche, sin luna,
Perseguido por un manto negro de punta
A punta repleto de estrellas.

Volar sin equipaje, volar desnudos,
Con la ropa interior en los tobillos,
Con la vergüenza colorada en las mejillas,
Volar tomados de las manos, de los pies.

Volar sin retornos, con lo indispensable,
Tatuado de canciones y fotos,
Con las escalas necesarias, a saber,
La familia, los amigos, el fútbol,
Los conciertos, los cumpleaños y adioses.

Volar a donde sea…
…En tu entorno, a tu lado, junto a ti.

L.B. K.D., septiembre 2011.