Mudanzas

Qué extraño sería cambiar de cuerpo.

O reciclar el alma, o cambiar el paisaje

De tu ventana, que te ha acompañado

Incluso antes de que estuvieras allí.


¿A dónde vamos cuando no queremos irnos?


La adolescencia, debería ser sinónimo

De mudanza, también los dientes de

Leche, y las canas y lagunas mentales.


Cuando mudas tus ganas con desgana,

Cualquier espacio se deforma, se achica,

Te niegas a él, así sea el cielo el que se

Pinta frente a tu cara.


Cuando cambiamos y fielmente creemos

Que no estaremos mejor, terminamos

Por decir:


Este cuerpo no es mío,

Esta voz no es mía,

Este nos es mi paisaje, ni la brisa,

Este no soy yo, ni mis dientes,

Esta no es mi casa, ni mis redes.


Pero siempre…siempre al final,

Aceptamos,

Nos dejamos vencer,

Nos mudamos,

Sólo que la vida empieza a hacer

Un vaivén de recuerdos y expectativas.

Publicar un comentario

Entradas populares