Carencias

Carezco de tiempo para ser de nuevo el niño de mi vieja,
Echar 15 años en retroceso me es imposible. (aunque por ella lo intentaría)

Carezco de exceso de alegría
para tanta tristeza acumulada en esta ciudad de lágrimas.

Carezco de las habilidades para sonreír cuando me lo piden,
ese botón no vino en mi fabricación. (aunque por mi vieja me lo adaptaría)

Carezco de fe para creer en la iglesia, las estampillas y el agua bendita.
Hace tiempo que dejó de ser mi hogar, mi foto favorita y mi bebida hidratante.

Carezco de respuestas para la incertidumbre que se avecina más adelante.

Pero además carezco de la cualidad de ser lo que otros quieren que sea,
y hacerlos felices cuando la reina lo exija .

Soy, como diría Neruda: Tan claro como una lámpara y simple como un anillo.

También carezco de odio hacia mis amigos y enemigos,
pero mi llama no es indiferente, todo, menos indiferente.

No quiero convertirme en el hacedor de sueños de una sociedad egoísta,
quiero ser mi propio sueño, mi patria convertida, mi ilusión, mi sendero,
con la única petición a Dios de no olvidar a los míos.

Y jamás...carecer de esperanza,
y renunciar a ver, antes de quedarme ciego.

L.B.
1 comentario

Entradas populares