Infinita tristeza

"Aunque es muy leve la diferencia, en mi próxima vida seré puta y no abogado"

Suelo pensar que las putas merecen
un seguro médico,
Pocos aprecian el trabajo social
que ellas ejercen.

También pienso que los abogados
no deberían ir al cielo,
Aunque muchos de ellos crean ya,
que han comprado su parcela
en la "hacienda celestial".

En cambio, las putas si merecen
acostarse con San Pedro.
¿A cuántos de esos hombres de
traje y satin, han llevado al cielo
en treinta minutos?
y los traen devuelta a la vida en
un viaje en paracaídas.

Malditos los abogados
que se ofrecen como putas,
y benditas las putas que creen
fielmente en su labor social.

¿Quiénes son esos hombres y mujeres
de "recta moral", para juzgar a las "LUPAS"?

Cuando muchos de esos hombres
venderían su culo por un fajo de
billetes verdes. Y cuando muchas de esas
mujeres quemarían su pudor a cambio
de orgasmos sin límite de producción,
Salvajes
indecorosos,
reales...Ilegales (a Dios).

Yo estoy seguro que las putas
llegaran al cielo.
Y aunque anteriormente mencioné
que los abogados no lo harían.
¡Me pregunto!

¿Y si en el cielo las putas desean sindicarse?

L.B.

Publicar un comentario

Entradas populares