jueves, 1 de octubre de 2009

Cada cosa en su lugar

Un cuerpo vacío,
Una llama que no tiene a quien alumbrar,
Un anaquel repleto de escases,
Una emisora con impetuosa estática.



Un estadio colmado,
Una pared desgastada a tiros,
Una jaula repleta de aves,
Un cielo bordado de luces artificiales.



Una iglesia ofertando a Dios,
Millones de fieles comprando condones,
La biblia perdiendo su condición de “best-seller”
Y un Dan Brown acumulando seguidores.



Hoy quiero parir una idea,
Una idea, que me devuelva
La ansiedad de reconstruir: un alma,
Un sueño, una casa, una patria…

Yo recuerdo que…

Cuando era niño los adultos decidían
Qué cosa iba en qué lugar,
Ahora, burócratas “seudo-politicos”
Se burlan y ensordecen cuando
Intento decidir.

Aunque…

En realidad puede que:
Yo blasfeme
Tú blasfemes
Él blasfeme
Nosotros blasfemásemos
Ellos Blasfemasen

Pero espero que pronto, muy pronto
La tierra se pueble de orgasmos
Y la tolerancia se convierta en moneda de cambio,
Que Saramago no se infarte porque
Algunos preferimos escribir en Blogs,
Y que la “Cuba Libre” deje de ser tan sólo una bebida.

¿Cada cosa en su lugar?- Quizás,
Por ahora, las balas siguen alquilando
Cuerpos y “cobrando la renta”

L.B.

1 comentario:

Sophie dijo...

Amo cómo sabes cómo decir todo lo que piensas y seguir fiel a los versos, escribe más a menudo!

Saludos.