Flor de mayo

Cuesta creer

Que en esta catastrófica

Capital, en estos nuevos

Tiempos hostiles,

Exista una alegría que se alce

Por encima de los edificios,

Una sonrisa que se perciba

A través del smock,

Cuesta creer que

Exista una paz que opaque

El claxon de los automóviles,

Que desmorone las preocupaciones

Que conlleva atravesar la- prados del este-.

Pero te vi, en pleno andar

Derrotando imposibles,

Hablando de Dios como si

Estuviese a tu lado (quizás así sea),

Te vi, y entonces sé que el amor

Existe también entre el trafico de

Esta dolosa ciudad.

No pensé jamás que las flores

Crecían al lado de los semáforos,

Hasta que vi como tus raíces

Agrietaban el asfalto,

Creciendo para dar sombra a los

Justos e injustos que se devoran

Entre si.

Tu piel rompe el concreto que

Da paso al verde que todos

Los hombres anhelan ver,

Tu mirada surca el cielo

Que las aves disputan,

Entre espinas y vallas,

Entre arboles y motorizados raudos

Creces como una flor, flor de mayo

Que de morado viste tristezas,

Flor de mayo que planta emociones

En el corazón de esta congestionada metrópolis,

Una flor, una sencilla orquídea que colgó sueños

En mi inquieta poesía.

Gracias, es el eco que se oye en los vagones del metro]

Publicar un comentario

Entradas populares